15/11/11

¿Si te invitan a dar una charla, te ceñís al tema o a lo que te apasiona?

Hace unos días, conversaba con Paula Molinari sobre cómo agregar valor en una charla a la que te invitan.

Surgió la pregunta de cuánto limitarse por el tema para que te llamaron, sobre todo cuando creés que podés agregar más valor de otra manera.

Esta matriz muestra mi opinión:



Nota: en general, en la matrices 2x2, el cuadrante de arriba a la derecha y el de abajo a la izquierda son evidentes (uno bueno, y el otro malo). Lo interesante casi siempre viene de los otros dos cuadrantes!

1 comentario:

  1. Tema genial!
    Tal vez recuerdes que compartimos escenario en en HCF en... ¿Chile? Como sea, me paso la vida dando charlas y hay un factor que a veces se pierde: el que te pide la charla a veces sabe menos que vos de tu tema (de hecho, ellos son organizadores de charlas y vos sos profesional de lo tuyo, con lo cual es lógico). Y cuando me dan un tema siento que me dan una dirección muy general. Yo después afilo el GPS y voy para donde creo que le va a gustar / interesar / entretener / informar / motivar más al auditorio. Si tenés criterio y un poco de criterio, es raro que te equivoques. Saludos!!

    ResponderEliminar

Por favor dejá tu comentario. Podés hacerlo anónimo sin problemas, lo único que voy a eliminar son los comentarios que buscan dañar a alguien y el spam.