26/7/10

El Emprendedor en la Empresa

Un desafío que tenemos como empresa es cuidar el emprendedorismo interno. Procesos, burocracias y jerarquías hacen que un intrapreneur muchas veces tenga que ser mucho más tolerante a la frustración que un emprendedor externo.

¿Es importante tener emprendedores internos?

Sin duda. Los cambios que se generan por las estructuras tradicionales son cambios tradicionales. Si queremos realmente estar al día -o un paso adelante- necesitamos mantener cierto espíritu libre, y cuidado.

Muchos emprendedores se acercan a Officenet Staples
por su historia y la de sus fundadores. Santi es un referente en el tema en la Argentina.

¿Podemos retener a todo el talento emprendedor?

No creo... El año pasado hicimos una búsqueda de un candidato que tuvo repercusión incluso en los medios. El Networkaholic seleccionado fue Nacho Bottinelli... que hizo muchos aportes a la empresa pero estos días decidió encarar su propio camino.

¿Entonces cómo debemos hacer?

Google es un ejemplo posible: los ingenieros pueden dedicar 20% del tiempo al proyecto que les interese, siempre que el resultado sea compartido con la empresa.

¿Y en nuestra empresa? 


Cuando Officenet fue ideada, en 1996, uno de sus principios de trabajo se refería justamente a este tema: "Líderes, no Empleados". Un principio ambicioso y tal vez un poco difícil de cumplir si uno lo mira con ojos tradicionales ("muchos caciques"). Pero si uno entiende que cada uno de nosotros puede ser líder de su área de responsabilidad - y un poco más - creo que el principio aplica.

Sin haber creado una política específica vemos periódicamente iniciativas emprendedoras dentro de la compañía. El reciclado de vasos térmicos es un ejemplo.

Hace unos meses a Leandro se le ocurrió que podríamos reciclar 805 kilos de hardware que no usamos con un especialista (algo que entiendo debería ser obligatorio)... Lo único que tuvimos que hacer como empresa fue darle el espacio para que lo empuje (felicitaciones Leandro por la iniciativa y Marcos y Fede por el espacio).

En ambos casos recientes la iniciativa estuvo enmarcada dentro de nuestros valores, pero eran innovadoras, diferentes a  lo habitual. Probablemente solo lo hubiéramos hecho como parte de un plan mucho más grande, lento y caro.

En definitiva, hay tres claves:


  • Tener gente con iniciativa
  • Hacerles saber los objetivos y valores de la compañía
  • Dejar un poco de espacio (y coaching) para lograr el éxito

2 comentarios:

  1. Vos planteas que el desafío de ON es "cuidar el emprendedorismo", cuando en la mayoría de las empresas es todavía una política impensable. Felicitaciones por eso.

    ResponderEliminar
  2. Hola Juan Pablo, gracias por el comentario.
    Hay empresas que construyen culturas que no admiten emprendedorismo. Un ejemplo son aquellas con foco 100% en resultados. El emprendedor es muy riesgoso para este tipo de empresas y no duraría mucho... En mi opinión no hay culturas (o políticas) "correctas" o "incorrectas", sino simplemente diferentes.

    De todas maneras, gracias por la felicitación!

    ResponderEliminar

Por favor dejá tu comentario. Podés hacerlo anónimo sin problemas, lo único que voy a eliminar son los comentarios que buscan dañar a alguien y el spam.