31/1/08

Frases IX: Nada es tan contagioso como el entusiasmo (un recorrido por distintas fuentes)

El otro día mi amigo Matías me decía "Este es el año del Entusiasmo!". Me encantó la frase.

Hace un año contaba la diferencia entre entusiasmo y motivación, básicamente que el primero viene de adentro, y la segunda es externa.

Ahora me encontré con una frase fantástica de Samuel Taylor Coleridge, tomada de Tom Peters:Del blog de Alec Oxenford llego al de Alejandro Rozitchner, con MUCHO escrito sobre el entusiasmo.

De ahí tomo un par de párrafos muy interesantes:
El entusiasmo es una manera de vivir. Uno puede optar por reconocerlo o ignorarlo, por darle alas o por cortárselas. Si se lo toma en serio, como manifestación de sentidos personales importantes, se desarrolla un tipo de vida distinto al que surge de maltratarlo, haciéndolo víctima de cuestionamientos y descalificaciones. Es importante argumentar a favor del entusiasmo, tratar de entenderlo y de fortalecerlo, de manera que todas nuestras opciones vitales puedan hacerle lugar. Esa actitud es la más sana, la más capaz de engendrar bienestar y felicidad.

El entusiasmo, al abrir en el individuo la canilla de su personalidad, al permitir la fluidez de lo propio, permite al mismo tiempo salir de la pelea por el sentido que suele por lo general trabarse en formatos críticos y descaminados. El entusiasmo es el camino a seguir para encontrarse a sí mismo, la serie de vivencias que conducen a quien se entregue a ellas a encontrar la salida de su propio laberinto.
Unos meses atrás me crucé de casualidad con el libro FISH, un libro que seguramente nunca hubiera comprado (a veces soy un poco prejuicioso). Resulta que lo pedí prestado, lo leí en una tarde, y mandé a comprar varios para todo mi equipo de Comité Ejecutivo. Y la reacción fue sorprendente, parecida a lo que me había pasado.

FISH muestra como, haga lo que uno haga, puede hacerlo con entusiasmo o sin él. Siempre se puede poner entusiasmo, en cualquier tarea, no importa cuánto nos disguste. Y como ejemplo muestra una pescadería en donde los "pescaderos" disfrutan con cada pescado vendido...

Resulta que el lugar existe en Seattle, Estados Unidos:



Si ellos pueden hacerlo, no podríamos todos encarar nuestros proyectos con entusiasmo, fuera lo que fueran?

2 comentarios:

  1. Anónimo7/2/08 04:35

    El otro dia te mande una frase q me gusta mucho pero nunca la leiste?? o no te gusto??

    ResponderEliminar
  2. Perdón anónimo, pero no se de qué frase me hablás.

    ResponderEliminar

Por favor dejá tu comentario. Podés hacerlo anónimo sin problemas, lo único que voy a eliminar son los comentarios que buscan dañar a alguien y el spam.