18/8/11

¿Somos los Argentinos excelentes implementadores?

Hoy tuvimos el "call" mensual, en el que junto con mi equipo describimos los resultados del período anterior y la evolución del negocio a mi jefe, al jefe de mi jefe, y a otras 3 o 4 personas.

Cuando entramos en detalles de algunos proyectos que estamos implementando, una persona de Staples EEUU y otra de Europa alabaron la velocidad en la que avanzamos con esos proyectos. La paradoja es que nosotros estamos siempre con la sensación de que podríamos hacerlos más rápido.

Esto me dejó pensando. Estoy convencido de que las sucesivas crisis económicas en el país tienen algo que ver con rasgos de nuestra cultura - y viceversa. El principal de esos rasgos es el cortoplacismo, del que escribí varias veces. Y siempre lo critiqué.


El cortoplacismo nos lleva, en los negocios, a invertir poco... solo en aquellos proyectos que sean rentables en el corto plazo. Y nos lleva a acelerar las implementaciones, a no buscar la perfección sino la acción.

Lo bueno

Después de este call me dí cuenta de que el cortoplacismo que veía como crítica tiene una virtud: los Argentinos tendemos a ser rápidos implementando. Más rápidos que en el primer mundo, sin duda. Y ellos lo ven. Probablemente no seamos perfectos (al fin y al cabo inventamos la frase "lo atamo´ con alambre"), pero sí bastante efectivos.

En un mundo que acelera los cambios, parece ser una virtud importante, no?

1 comentario:

  1. En general los proyectos tienen resultados en el corto y en el largo plazo.
    Muchas veces las implementaciones rapidas ponen el foco solo en los objetivos mas visibles y de corto plazo.
    En mi experiencia, el riesgo de estas implementaciones rapidas se manifiesta en costos no esperados ante eventos inesperados dejados de lado por la velocidad.
    A veces es preferible parar la pelota un minuto y ver el panorama a tomar un "cafe veloz"
    Saludos,
    Mariano

    ResponderEliminar

Por favor dejá tu comentario. Podés hacerlo anónimo sin problemas, lo único que voy a eliminar son los comentarios que buscan dañar a alguien y el spam.