27/11/06

Frases IV: Esta vez, es una historia

LA HISTORIA DE PEPE

Pepe era el tipo de persona que te encantaría ser. Siempre estaba de buen humor y siempre tenia algo positivo que decir. Cuando alguien le preguntaba como le iba, el respondía:
"Si pudiera estar mejor, tendría un gemelo".

Era un Gerente único porque tenía varias meseras que lo habían seguido de restaurante en restaurante. La razón por la que las meseras seguían a Pepe era por su actitud.

Él era un motivador natural: Si un empleado tenía un mal día, Pepe estaba ahí para decirle al empleado como ver el lado positivo de la situación. Ver este estilo realmente me causó curiosidad, así que un día fui a buscar a Pepe y le pregunte:
No lo entiendo... no es posible ser una persona positiva todo el tiempo ¿Cómo lo haces?...
Pepe respondió:
"Cada mañana me despierto y me digo a mi mismo, Pepe, tienes dos opciones hoy:
Puedes escoger estar de buen humor o puedes escoger estar de mal humor.
Escojo estar de buen humor".

"Cada vez que sucede algo malo, puedo escoger entre ser una víctima o aprender de ello.
Escojo aprender de ello".
"Cada vez que alguien viene a mí para quejarse, puedo aceptar su queja o puedo señalarle el lado positivo de la vida.
Escojo el lado positivo de la vida".

Si, claro, pero no es tan fácil, protesté "Si lo es", dijo Pepe. "Todo en la vida es acerca de elecciones. Cuando quitas todo lo demás, cada situación es una elección".
"Tu eliges como reaccionas ante cada situación, tu eliges como la gente afectará tu estado de ánimo, tu eliges estar de buen humor o mal humor".

"En resumen, TU ELIGES COMO VIVIR LA VIDA".

Reflexioné en lo que Pepe me dijo... Poco tiempo después, deje la industria hotelera para iniciar mi propio negocio. Perdimos contacto, pero con frecuencia pensaba en Pepe, cuando tenía que hacer una elección en la vida en vez de reaccionar contra ella.
Varios años más tarde, me enteré que Pepe hizo algo que nunca debe hacerse en un negocio de restaurante, dejo la puerta de atrás abierta y una mañana fue asaltado por tres ladrones armados.
Mientras trataba de abrir la caja fuerte, su mano temblando por el nerviosismo, resbalo de la combinación. Los asaltantes sintieron pánico y le dispararon. Con mucha suerte, Pepe fue encontrado relativamente pronto, llevado de emergencia a una Clínica.
Después de ocho horas de cirugía y semanas de terapia intensiva, Pepe fue dado de alta, aún con fragmentos de bala en su cuerpo.

Me encontré con Pepe seis meses después del accidente y cuando le pregunte como estaba, me respondió: "Si pudiera estar mejor, tendría un gemelo". Le pregunté que paso por su mente en el momento del asalto. Contesto: Lo primero que vino a mi mente fue que debí haber cerrado con llave la puerta de atrás. Cuando estaba tirado en el piso, recordé que tenía dos opciones:
Podía elegir vivir o podía elegir morir. Elegí vivir".
¿No sentiste miedo? Le pregunté. Pepe continuo: "Los médicos fueron geniales. No dejaban de decirme que iba a estar bien. Pero cuando me llevaron al quirófano y vi las expresiones en las caras de los médicos y enfermeras, realmente me asuste.
Podía leer en sus ojos: Es hombre muerto. Supe entonces que debía tomar una decisión:

¿Qué hiciste? Pregunté.
"Bueno, uno de los médicos me pregunto si era alérgico a algo y respirando profundo grite: - Si, a las balas - Mientras reían, les dije: estoy escogiendo vivir, opérenme como si estuviera vivo, no muerto".

Pepe vivió por la maestría de los médicos, pero sobre todo por su asombrosa actitud. Aprendió que cada día tenemos la elección de vivir plenamente, la ACTITUD, al final, lo es todo.

Recuerda, sólo se frustran aquellos que dejan de ver la parte positiva de sus resultados y de la vida...

PD: Gracias GZ por mandármela.

3 comentarios:

  1. Seguir creyendo...

    Hoy 1º de diciembre, mi abuelo Lolo cumple 91. Gracias a Dios con toda la lucidez del mundo.

    Me enseñó a seguir creyendo siempre:

    Cuando en 1930, él tenía 14 años, se llevaba a cabo del Mundial de Fútbol en Uruguay. Vivían en el campo, no había radio, mucho menos televisor. Habían anunciado que si la Argentina ganaba sonarían cinco cañonazos.
    Mi abuelo se sentó en el medio del campo, con toda la inmensidad del cielo para él para ver y sentir los cañones de cuando la Argentina ganara. Esperó a que terminara el partido. Cañonazos! Uno... Dos... Tres... No hubo más.
    Se levantó del tronco en el cual se había sentado. Y el campo parecía más grande, como si los sonidos se perdieran en él.

    Pero él siguió creyendo que tal vez se quedaron sin balas, que no oyó bien, que se perdió en la cuenta por la emoción, tal vez los pájaros opacaron el sonido. Siguió creyendo... Aunque la Argentina había perdido ante Uruguay.

    Eso es lo que siempre tenemos que hacer: seguir creyendo por más que sepamos que caímos. Levantarnos y avanzar. No quedarnos nunca.

    Un beso,
    Juli

    PS: Lo más increíble: algunas tardes, mi abuelo cuida a mi sobrina Pilar que tiene un año y cuatro meses. Quién cuida a quién? No lo sé, pero se divierten mucho!

    ResponderEliminar
  2. > Un rey recibió como obsequio, dos pequeños halcones, y los entregó al
    > maestro de cetrería para que los entrenara.
    >
    > Pasando unos meses, el maestro le informo al rey que uno de los
    halcones
    > estaba perfectamente pero que al otro no sabia que le sucedía, no se
    había
    > movido de la rama donde lo dejo desde el día que llegó.
    >
    > Encargo entonces la misión a miembros de la corte, pero nada sucedió.
    Al
    > día siguiente por la ventana, el monarca pudo observar, que el ave
    aun
    > continuaba inmóvil.
    >
    > Entonces decidió comunicar a su pueblo que ofrecería una recompensa,
    a la
    > persona que hiciera volar al halcón, a la mañana siguiente, vio al
    halcón
    > volando ágilmente por los jardines. El rey le dijo a su corte,
    traedme al
    > autor de ese milagro.
    >
    > Su corte rápidamente le presento a un campesino. El rey le pregunto;
    >
    > - ¿Tu hiciste volar al halcón? ¿Como lo hiciste? ¿Eres mago?
    >
    > - Intimidado el campesino le dijo al rey:
    >
    > - Fue fácil mi rey, solo corte la rama, y el halcón voló, se dio
    cuenta
    > que tenia alas y se lanzó a volar.
    >
    >
    >
    > ¿Sabes que tienes alas ? ¿Sabes que puedes volar ? ¿A que te estas
    > agarrado ? ¿De que no te puedes soltar ? ¿Que esta esperando para
    volar ?
    >
    > No puedes descubrir nuevos mares................ A menos que tengas
    el
    > coraje para volar.
    >
    > Vivimos dentro de una zona de comodidad, donde nos movemos y creemos,
    que
    > eso es lo único que existe. Dentro de esa zona, esta todo lo que
    sabemos,
    > y todo lo que creemos. Viven nuestros valores, nuestro miedos y
    nuestra
    > limitaciones.
    >
    > En esa zona reina, nuestro pasado, y nuestra historia. Todo lo
    conocido,
    > cotidiano y fácil. Es nuestra zona de confort y por lo general,
    creemos
    > que es nuestro único lugar, y modo de vivir.
    >
    > Tenemos sueños, queremos resultados, buscamos oportunidades, pero no
    > siempre estamos dispuestos a correr riesgo, no siempre estamos
    dispuestos
    > a transitar caminos difíciles. Nos conformamos con lo que tenemos,
    creemos
    > que es lo único y posible, y aprendemos a vivir desde la resignación.
    >
    > El liderazgo, es la habilidad que podemos adquirir cuando aprendemos
    > ampliar nuestra zona de comodidad. Cuando estamos dispuestos a correr
    > riesgos, cuando aprendamos a caminar en la cuerda floja, cuando
    estamos
    > dispuestos a levantar la vara que mide nuestra potencial.
    >
    > Un verdadero líder, tiene seguridad en si mismo para permanecer solo,
    > coraje, para tomar decisiones difíciles, audacia, para transitar
    hacia lo
    > nuevo con pasión, y ternura suficiente, para escuchar las necesidades
    de
    > los demás.
    >
    > El hombre no busca ser un líder, se convierte en líder por la calidad
    de
    > sus acciones y la integridad de sus intentos.
    >
    >
    > Los lideres son como las águilas, no vuelan en bandadas... Los
    encuentras
    > cada tanto y volando solos.

    ResponderEliminar
  3. Perdon!!! esta historia que envié se llama Aguilas Lideres, y la verdad me pareció muy buena, como para empezar el nuevo año con todo y que cada uno de nosotros se pueda sentir asi. Besos

    ResponderEliminar

Por favor dejá tu comentario. Podés hacerlo anónimo sin problemas, lo único que voy a eliminar son los comentarios que buscan dañar a alguien y el spam.